Toda empresa, independientemente de su tamaño, siempre piensa en crear y entregar los mejores productos y servicios. Esa es una posición loable, pero principalmente en el mundo actual, es inadmisible no tener como rutina el análisis de datos. No basta con sólo desarrollar soluciones óptimas e incluso centrarse sólo en la atracción de nuevos clientes.

Es necesaria una visión crítica y, por medio del análisis de datos, extraer la máxima cantidad de información para ser útiles en la toma de decisiones del negocio. ¡Continúe leyendo y comprenda la importancia del análisis de datos para su empresa!

Gestión de clientes

Toda empresa busca clientes nuevos, ¿no es cierto? La empresa va creciendo, obteniendo éxitos, obteniendo una cantidad significativa de nuevos clientes, pero, ¿qué sucede con los clientes antiguos? ¿Será que están recibiendo la atención necesaria? ¡La mayoría de las veces, no es así!

Es más fácil y menos costoso mantener buenos clientes que captar nuevos. Este objetivo puede ser alcanzado por medio del análisis de datos.

Por eso, es extremamente importante cuidar del registro de sus clientes. El registro inicial y la nueva información que se puede lograr a través de la relación cliente / empresa, son esenciales.

Estos datos necesitan ser analizados lo más rápido posible. Tienen que ser trabajados y vistos con el objetivo de fortalecer la relación con estos clientes, porque sólo entonces usted tendrá una cartera sólida. Sin ella, puede comenzar a perder buenos clientes.

Objetividad estratégica

Hablamos de manera más crítica de mirar nuestro listado de clientes, pero ¿con qué objetivos? Por otra parte, no están sólo estos datos existentes en la empresa. Dependiendo del tamaño de la empresa o del mercado en el que ella opera, una serie de datos puede estar disponible para ser visitada con unos pocos clics.

Por eso, tener los objetivos bien planeados es fundamental para un buen análisis de esa información. Es importante también comprender que, sin la ayuda del análisis de datos y de la creación de indicadores bien diseñados, las metas y objetivos pueden no ser más que un sueño. Por lo tanto, piense en esto, determine sus metas y, basándose en ellas, cree medidas sólidas para alcanzarlas.

Organización de datos

¡Si el análisis de datos es tan importante, el cuidado de esa información debe ser el mejor! ¿Quién cuida de los datos de su empresa? Piense en ello, y converse con esa persona. O, si se trata de un área, acérquese a ella y entienda como ocurre todo allí.

El análisis de datos sólo es posible gracias a una buena recolección de datos y su organización. Cuanto más fiables sean los datos y mejor organizados estén, mayor es la capacidad de analizarlos y generar información con el potencial de ayudar a la empresa.

Monitoreo minucioso

El análisis de datos no es una tarea simple y no debe ser realizada solo una vez. Es necesario tener periodicidad en los estudios. Estos datos deben ser monitoreados semanal, mensualmente o lo que constituya la mejor opción para su negocio. Cuando se tienen metas y objetivos, estos deben estar basados en el análisis de datos.

Sin embargo, esos análisis de informes e indicadores desarrollados deben ser controlados estrechamente de forma rutinaria. Con esto, se puede comprobar de antemano ciertas situaciones, factibles para  la creación de nuevos planes de acción. Pero esto sólo es posible si esas cifras de la empresa se recogieron muy bien, son bien organizadas, bien  analizadas y monitoreadas muy de cerca

Medición de datos

Sin medidas no es posible administrar verdaderamente nada – es imposible administrar lo que no se puede medir. Es necesario establecer el camino que la empresa desea seguir, por medio de metas y objetivos. En seguida, determinar indicadores para alcanzar esos puntos. A partir de esto, utilice el análisis de datos en la empresa y haga seguimiento periódicamente.

De esta manera, usted conocerá, cada vez con más precisión, la empresa y su comportamiento. ¡Es necesario medir todo! El análisis de datos traerá más “salud” y  prosperidad a los negocios de su organización.