Blog

El mejor contenido en costos y rentabilidad.

6 estrategias esenciales para aumentar la productividad de su equipo

6 estrategias esenciales para aumentar la productividad de su equipo

Actualmente, uno de los mayores desafíos para cualquier gerente es aumentar la productividad de sus equipos. Este desafío puede presentarse de diferentes maneras en las realidades de diferentes compañías, pero el paradigma es siempre el mismo: ¿cómo lograr que produzcan más sin cruzar la línea de agotamiento del talento?

Resolver este dilema es el Santo Grial de la gestión corporativa y de equipo. Después de todo, una mayor productividad significa una mayor rentabilidad del negocio, equipos más coherentes y confiables, y también es un imán para atraer nuevos talentos que estén interesados ​​en formar parte de un equipo superior.

Sin embargo, ser más productivo en el trabajo no puede significar trabajar más de lo necesario o incluso ser infeliz en las tareas diarias. Su equipo a menudo pasa más tiempo en el trabajo que con sus propias familias, y necesitan sentirse bienvenidos y satisfechos para entregar lo mejor de sí mismos.

En la publicación de hoy, hablaremos sobre cómo aumentar la productividad de los equipos y cómo lograrlo de manera saludable con consejos prácticos. ¿Listo para empezar?

¿Por qué aumentar la productividad significa aumentar la rentabilidad?

Aumentar la productividad de los equipos significa extraer más valor, más entregas, más calidad, etc., de un equipo sin tener que aumentarlo para lograrlo. Esto termina generando, al principio, una reducción de los costos con la contratación de nuevos equipos, pero también un ahorro agregado de costos que genera una mayor rentabilidad.

Cuando pensamos en un personal extremadamente productivo, no podemos pensar que serán solo menos personas las que puedan hacer el trabajo y un equipo más grande pero menos productivo. No: cada equipo representa costos de capacitación, gastos generales, gerenciales e incluso costos legales y burocráticos.

Por lo tanto, un equipo más ágil también genera una economía estructural mucho mayor en la empresa que el ahorro en sí mismo que resulta de tener menos personas trabajando y brindando un mayor resultado. De esa manera, la rentabilidad solo aumenta y existe la oportunidad de transformar parte de estas ganancias adicionales en mejoras aún mayores en la productividad de los equipos.

¿Cuál es la productividad actual de sus equipos?

Sin embargo, antes que nada, debe mirar dentro de su empresa y comprender cuál es su productividad actual. Después de todo, para aumentar la productividad de cualquier equipo, es necesario conocer sus entregas actuales y comprender realmente si es “culpable” de la baja productividad.

El problema de la baja productividad en las empresas es más común de lo que cree, y puede dividirse en al menos 3 eventos principales:

Problemas de productividad causados ​​por los empleados: Los problemas de productividad que surgen de los empleados ocurren dentro del equipo y pueden deberse a una elección incorrecta en un proceso de selección, o incluso a un empleado desactualizado y desinteresado.

Problemas de productividad causados por la gerencia: Los problemas de productividad que pueden surgir de la gestión están relacionados con la gestión deficiente del personal, los problemas de liderazgo y las rutinas de gestión del equipo que son perjudiciales para la productividad (microgestión, etc.).

Problemas de productividad causados por herramientas: Los problemas que pueden surgir de las herramientas están relacionados con las herramientas a las que acceden los equipos para llevar a cabo su trabajo de manera más eficiente. Algunos ejemplos son software especializado, sistemas robustos, licencias de aplicaciones para optimizar las tareas diarias, etc.

Por lo tanto, antes de proponer cualquier mejora en la productividad de su empresa, observe detenidamente estos factores e intente identificar cuellos de botella en cada uno de estos casos. De esa manera, será más fácil crear un plan de acción y comenzar a realizar mejoras graduales.

¿Cuáles son las maneras de aumentar la productividad?

Después de realizar una auditoría exhaustiva de la productividad actual de su equipo, es hora de poner todo en práctica. Hay muchas formas de aumentar la productividad de una empresa y cada una puede tener sus especificidades.

Sin embargo, hay algunas prácticas que tienen más probabilidades de funcionar en cualquier contexto. Se trata de los que hablaremos un poco más abajo:

1. Establecer mejores metas

Los objetivos son un factor importante para aumentar la productividad del equipo. Un objetivo mal definido puede, en lugar de aumentar, disminuir la productividad de la empresa debido a la frustración generada y las inversiones imprevistas realizadas para tratar de “salvar” la situación.

Una buena salida es adoptar la metodología SMART al establecer objetivos. El acrónimo, en inglés, significa que las metas y los objetivos deben ser Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y con Términos determinados.

En la práctica, esto significa que los objetivos ya no se pueden “sacar del sombrero”. Deben formularse con precisión, observando métricas que puedan medirse y que estén dentro del rango accesible dentro del marco de tiempo de la empresa y la realidad del mercado.

2. Invertir en entrenamiento

Si la administración de su empresa considera la capacitación como un gasto adicional en lugar de una inversión, este puede ser uno de los problemas que se interponen en el camino para aumentar la productividad de sus equipos.

La capacitación es esencial para garantizar que los profesionales bien preparados puedan proporcionar entregas más grandes y mejores. Además, el empleado que recibe capacitación regular se siente valorado por la empresa y motivado para brindar mejores resultados.

3. Implementar una cultura analítica

La implementación de una cultura basada en datos en la empresa brinda grandes beneficios, y uno de ellos es el aumento de la productividad. Cuando el equipo está acostumbrado a buscar en los datos respuestas a problemas operativos, están en mejores condiciones para proporcionar respuestas rápidas y eficientes a cualquier contratiempo.

Cuando se abandona la intuición y se aplica una mirada analítica en el trabajo, surgen los resultados.

4. Ccree programas y planes de carrera que premie el rendimiento

No tiene sentido celebrar reuniones, pronunciar discursos e incluso pedir un compromiso para aumentar la productividad si no hay compensación de la empresa.

Por lo tanto, cree un plan de carrera claro y completo. Además, cree programas de recompensa por desempeño, ya sea basados en objetivos o premiando equipos superiores al promedio con promociones regulares.

5. Haga que su equipo se sienta como en casa

Esta es una práctica muy importante: ¿Recuerda cuando dijimos que su equipo probablemente pasa más tiempo en el trabajo que con su familia? Por lo tanto, para que puedan producir más, debe hacer que se sientan como en casa.

Tenga un ambiente de relajación en la empresa, proporcione refrigerios y alimentos para que puedan tomar descansos durante el día y refrescar sus mentes. Establezca políticas sobre horarios flexibles e incluso la oficina en el hogar, que pueden comenzar a implementarse en intervalos.

Todas estas prácticas marcarán una gran diferencia en el resultado final entregado por su equipo, además de proporcionar una sensación de bienvenida y mejorar drásticamente la retención del talento.

6. Invertir en software de gestión

También hemos abordado la importancia de las herramientas adecuadas para aumentar la productividad de los equipos. Por lo tanto, invierta en un software de administración capaz de brindar de manera rápida y eficiente datos de administración sobre todos los aspectos de la empresa.

Los sistemas que consumen mucho tiempo o incluso la falta de ellos pueden retrasar muchos procesos y disminuir considerablemente la productividad del negocio.

¿Qué tal comenzar a aumentar la productividad hoy?

Para que su empresa se beneficie de una mayor productividad, es necesario comenzar a invertir y tomar medidas para que la mejora se pueda hacer hoy. Cuanto más tiempo toma para que algo suceda, más complejas y complejas se vuelven las relaciones productivas, y los problemas son más difíciles de resolver.

Si desea obtener más información sobre cómo hacer que sus equipos y procesos sean más eficientes, descubra qué es Lean Six Sigma y cómo su empresa puede beneficiarse de ello.