Probablemente ha oído hablar de las criptomonedas, ¿verdad? Este tema se ha vuelto bastante popular en los últimos años debido a la apreciación en el mercado de estos activos. Sin embargo, la innovación tecnológica detrás de las monedas digitales, llamada blockchain, también merece su atención.

Aunque parece un tema complejo, el uso de blockchain puede resolver muchos problemas comunes en nuestra sociedad, como la falta de acceso a los servicios financieros, el retraso en la transferencia de capitales y la falta de seguridad de estas actividades.

Si quiere entender cómo las criptomonedas y la blockchain están revolucionando el mercado financiero, ¡solo lea este artículo hasta el final!

La necesidad de credibilidad

En 2008, todo el mundo enfrentaba los desafíos planteados por la crisis económica de Estados Unidos. La quiebra de Lehman Brothers llevó a los Estados Unidos a su mayor recesión desde la crisis de 1929, aumentando el desempleo y creando un escenario sombrío para el futuro.

Al mismo tiempo, los países emergentes enfrentaron una reducción de la inversión nacional y extranjera, lo que afectó la velocidad con la que avanzaron sus economías. De manera simple, podemos resumir la crisis estadounidense como el resultado de la falta de transparencia en las operaciones financieras.

Sin embargo, esta conclusión abre una pregunta: si las instituciones grandes no tienen credibilidad, ¿qué tiene credibilidad entonces? La historia de la economía mundial nos muestra que, para que una moneda tenga valor, debe contar con reservas.

En la antigüedad, esto era posible utilizando metales preciosos, como la plata. Actualmente, estas reservas están vinculada a la credibilidad y solidez de la economía de una nación, ya que las monedas están reguladas por un Banco Central que garantiza la confiabilidad de ese sistema financiero.

En 2008, el año de la crisis, algunas personas entendieron que los bancos no tenían forma de garantizar, ni siquiera de monopolizar, la credibilidad de las transacciones financieras. Este escenario favoreció el desarrollo del concepto de criptomoneda.

La aparición de la Blockchain

Según un informe publicado por la compañía Hootsuite, más de 4 mil millones de personas están conectadas a Internet. Todos estos dispositivos juntos crean una impresionante capacidad de procesamiento de información.

En 2008, Satoshi Nakamoto vio este potencial de procesamiento como una alternativa para revolucionar el mercado financiero. En la práctica, entendió que una transacción financiera podía hacerse digitalmente, sin que un banco actuara como intermediario.

Para hacerlo, sería necesario crear una moneda totalmente digital, el Bitcoin. Esta moneda no existiría de manera física, y un tipo de auditoría compuesta por personas comunes validaría la transacción.

Estas personas obtendrían un porcentaje muy pequeño de la nueva moneda a cambio del servicio prestado. Cuantas más transacciones se legitimen, más beneficios se obtendrán. Para evitar una inundación de Bitcoins en el mercado, tal validación solo sería posible resolviendo problemas matemáticos complejos.

A esta actividad, le damos el nombre de “minería”. Como muchas personas están extrayendo bitcoins, la transacción se realiza rápidamente. Cada uno se registra en un bloque de información, llamado blockchain.

Cualquier persona puede acceder a la información registrada en este sistema, lo que hace que las operaciones sean aún más transparentes. Además, no hay forma de borrarlas o modificarlas. Para piratear una transacción registrada en la blockchain, es necesario modificar simultáneamente todas las operaciones anteriores a esa. Esto hace que sea imposible alterar estos datos.

Antes de hablar sobre las otras características de esta tecnología, es importante aclarar que todavía hay algunas dudas sobre la identidad del creador del sistema, Satoshi Nakamoto. Hasta hoy, no ha sido posible verificar si es real o solo un seudónimo. Ahora, entendamos cómo esta tecnología contribuye al avance del mercado financiero.

Fácil acceso a los servicios financieros

Según la información publicada por el Fondo Internacional de las Naciones Unidas para el Desarrollo Agrícola (FIDA), los inmigrantes envían alrededor de $500 mil millones a sus países de origen. Obviamente, estas transferencias deben ser realizada por un sistema bancario.

El problema es que no todos los inmigrantes pueden usarlos. En algunos países, es necesario tener una visa permanente para tener una cuenta bancaria. Además, las tarifas cobradas por estos servicios pueden ser altas en comparación con los montos que se transfieren.

Por esta razón, muchos inmigrantes utilizan a terceros en situaciones regulares en el país para hacer las transferencias. Esto puede ponerlos en riesgo de ser robados. Cuando se utilizan las criptomonedas, nada de esto es necesario.

Un inmigrante en Europa puede transferir dinero a su familia en América Latina mediante una aplicación móvil que utiliza blockchain para validar la transacción. Todo el proceso se completa en minutos porque no hay comunicación entre los bancos, sino entre las personas, es decir, se optimiza el tiempo empleado en el proceso.

Descentralización de la información

De vez en cuando, nos sorprenden las noticias que reportan fugas de información. Las grandes empresas como Facebook, LinkedIn y Yahoo ya han sido víctimas de ataques cibernéticos que expusieron información sobre sus usuarios.

Al mismo tiempo, las transacciones financieras digitales siempre han sido objeto de ataques por parte de delincuentes que pretenden ser empleados de sucursales, crean sitios web idénticos a los de estas compañías o invaden sus sistemas para dañar a las personas.

Esto solo es posible porque estos datos están centralizados, almacenados en los servidores de estas compañías. Como hemos visto en este artículo, la blockchain está descentralizada y funciona en millones de computadoras en todo el mundo.

De esa manera, un ataque de hackers se vuelve imposible, ya que el criminal tendría que invadir millones de computadoras al mismo tiempo sin ser notado. Además, todas las transacciones están encriptadas.

Reducción de gastos con honorarios

Los cargos bancarios representan una carga para el presupuesto de los clientes de las instituciones financieras. Para evitar tales gastos, muchos prefieren no usar estos servicios y se quedan sin acceso a financiamiento, préstamos y pagos en línea, por ejemplo.

Este costo también es asumido por los clientes corporativos, ya que sus procesos financieros requieren el uso de servicios bancarios. ¡Imagine cuánto podría ahorrar una empresa si pudiera pagar a sus empleados a través de un sistema seguro, rápido y más barato como los que utilizan las criptomonedas!

Además de optimizar los costos operativos, ¿cuántas personas que no tienen acceso a los servicios bancarios podrían convertirse en clientes de estas compañías, haciendo sus pagos utilizando ese sistema?

Como hemos visto en este artículo, las criptomonedas y la blockchain hacen posible aumentar la cantidad de dinero disponible en la economía, democratizar el acceso a los servicios bancarios y mejorar la seguridad de estas transacciones.

Si le ha gustado este artículo, siga el blog MyABCM en las redes sociales. ¡Estamos en FacebookTwitter y LinkedIn!