Un concepto que recientemente ha llamado la atención de los líderes empresariales es la Business intelligence. Para proporcionar un ejemplo de este tipo de análisis, echemos un vistazo al proceso de trabajo de un doctor.

La palabra “diagnosis” normalmente se utiliza en el vocabulario médico. Cuando un paciente va a un consultorio quejándose del dolor, él o ella le da algo de información al profesional. El doctor, en cambio, puede pedir por exámenes clínicos que proporcionen todavía más información. Luego de esto, el profesional interpreta los datos y llega a la conclusión que resolverá el problema del paciente.

¿Puede imaginarse cómo sería si su empresa pudiera utilizar un proceso de análisis de información con calidad y organización? Esto es lo que la Business intelligence puede ofrecerle a su empresa: un diagnóstico preciso.

Business intelligence: ¡Su empresa habla!

Los procesos de su empresa pueden ser optimizados, lo que generará ahorros y mejorará la calidad y la productividad. Pero, para hacer esto es importante tener acceso a los datos que se generan.

No es muy eficiente hablar acerca de “mejorar procesos” cuando no se sabe lo que se debe mejorar. Para hacer esto, el primer paso es analizar correctamente la información relacionada a las actividades de producción y referenciar estos datos con otros análisis como: el mercado y costo de cada proceso o inclusive el impacto que tiene en el precio final del producto. Todo esto es posible con la Business intelligence.

El idioma de los empresarios se escribe en números, y la cosa más importante es entenderlos. Automatizar esta tarea significa reportes precisos siempre en las manos de los líderes empresariales, ayudando a hacer cambios con oportunidades mínimas de cometer errores.

La Business intelligence mejora las decisiones

Prever las Tendencias

El software ERP, que monitorea los procesos de una empresa, puede ofrecer un pronóstico de las tendencias del mercado. Esto es porque estos datos son analizados con una colección de información, incluyendo datos del mercado.

Siendo así, su negocio puede prever, por ejemplo, la necesidad de invertir en la contratación de empleados, porque ya tiene información que incluye un pronóstico de aumento en las ventas.

Crear metas realistas

Los análisis de mercado ignoran los factores internos que no dan resultados a su empresa. En este escenario, un líder empresarial se preguntará por qué su negocio ha tenido un crecimiento bajo si el sector ha estado bien en general.

Para ayudar a la empresa para que establezca metas eficientes, la Business intelligence presenta reportes que toman en consideración la situación real de su negocio, dándole al empresario la oportunidad de preparar a la empresa en el escenario actual del mercado.

Aproveche datos transparentes

La credibilidad atrae a los inversionistas y asegura la solidificación para una empresa, pero, para establecer esto, es muy importante que la organización reciba datos confiables.

La Business intelligence, a través de sistemas automatizados, disminuye considerablemente los riesgos de error humano y fraude en la generación de información, aumentando la credibilidad de los encargados de tomar decisiones y liderando a un ambiente empresarial más confiable y próspero.

La información puede asegurar que los subordinados tengan confianza en el juicio de sus líderes a la hora de enfrentarse a decisiones complejas, porque estos líderes podrán convencerlos de que estas decisiones son necesarias.

Sin embargo… ¡Tenga cuidado de la fuente de sus datos!

Incluso aunque la Inteligencia Empresaria es muy útil para las organizaciones, hay que tener mucho cuidado en relación a esta tecnología para asegurar que se use de forma efectiva y eficiente.

Contrario a lo que muchos dicen, La Business intelligence no puede y no debe ser vista como el único análisis tecnológico disponible en las organizaciones y, usualmente puede proporcionarles datos erróneos a los encargados de tomar decisiones.

Es crucial que usted realice un análisis profundo de la fuente de estos datos antes de que comience a tomar decisiones basadas en los datos. La información acerca de costos y gastos y sus impactos en los procesos, productos, servicios, canales y clientes representa buenos ejemplos de datos no disponibles para las organizaciones y, por lo tanto, requiere tratamiento especial utilizando pre-modelados; es necesario tratar los costos y los resultados de forma eficiente con un sistema separado para asegurar análisis realmente efectivos, y esto es algo que los sistemas BI y ERP no ofrecen. Un Modelado eficiente involucra sus propios matices y requiere un tratamiento especial antes de los informes y análisis, porque, de otra manera, puede pasarse información incorrecta a los encargados de tomar decisiones, por lo que debe asegurarse de proceder cuidadosamente aquí.