El capital de trabajo es básicamente los recursos financieros que una empresa necesita para continuar funcionando y realizar sus actividades.

Es responsable de mantener su empresa en el negocio en todo momento, principalmente cuando los ingresos por ventas o servicios se atrasan y su empresa necesita dinero en efectivo para cubrir sus gastos básicos.

En este artículo descubrirá la importancia, para una empresa, del capital de trabajo, así como la forma de calcularlo a través de una muy simple explicación didáctica. ¡Dele un vistazo!

La importancia del capital de trabajo para una empresa

Usted ya comprende que el capital de trabajo es la cantidad de recursos financieros que una empresa necesita para mantener un negocio en marcha. Esta definición es suficiente para que pueda entender su importancia para su empresa.

Es importante cuando la administración de la empresa desea hacer una inversión que genere retornos a futuro, porque este dinero cubrirá los costos de la empresa hasta el momento en que este dinero invertido comience a retornar a la firma en forma de ingresos.

El capital de trabajo también es muy importante en términos de ventas y servicios cuando los pagos por estas operaciones sólo se reciben en una fecha posterior.

Otro uso importante del capital de trabajo está relacionado con los clientes atrasados en el pago. Cuando una empresa tiene que llevar esta carga, puede utilizar este capital para cubrir estas ventas realizadas, por las que no se ha recibido pago.

El capital de trabajo es una herramienta que asegura que su negocio continuará operativo, incluso enfrentándose a una escasez de recursos para pagar sus gastos básicos, y es por eso que es crucial que usted como líder de negocios sepa calcular y acumular el capital de trabajo esencial para su negocio.

Elementos que entran en el cálculo del capital de trabajo

Calcular el capital de trabajo es muy simple, pero requiere cierto nivel de control sobre las finanzas de su empresa.

Necesita tener algunos elementos esenciales en términos de sus costos y gastos, para determinar la cantidad mínima de capital de trabajo que necesita para su negocio, tales como:

  • Electricidad;
  • Alquiler;
  • Empleados;
  • Materiales de construcción y limpieza;
  • Gastos varios, tales como: agua, telecomunicaciones, internet y seguro;
  • Impuestos previstos;
  • Gastos derivados de servicios constantes (contabilidad, servicios legales, Software administrativo, etc.)
  • Pagos de cuotas por préstamos y financiamiento.

Básicamente, incluye todos los costos y gastos que ocurrirán sin importar si usted recibe pagos o no durante un período determinado.

Armados con esta información, vayamos al siguiente paso, el cálculo.

El cálculo del capital de trabajo

Una vez que todos los gastos corrientes de la empresa se han identificado, es hora de calcular su capital de trabajo efectivo, lo cual es muy fácil de hacer.

Para propósitos ilustrativos, crearemos una empresa hipotética que provee servicios y que necesita determinar su capital de trabajo para un año específico. Para ello, se identifican los siguientes gastos mensuales:

  • Electricidad: $ 150.00
  • Alquiler: $ 500.00
  • Agua, telecomunicaciones e internet: $ 250.00
  • Nómina: $ 15,000.00
  • Materiales de limpieza y oficina: $ 300.00
  • Impuestos previstos: $ 800.00
  • Gasto en servicios constantes: $ 1,500.00

Por tanto, el tamaño del capital de trabajo de la empresa para mantenerse a flote es de $ 18.500,00 mensuales.

Algunas empresas que reciben pagos regulares pueden insertar estos valores en su cálculo de capital de trabajo para reducir su tamaño. Por lo tanto, supongamos que esta misma empresa recibe un total de 5.000.00 cada mes de unos pocos clientes.

En este caso, podemos deducir esta cifra del capital de trabajo total para llegar a un valor final de $ 13,500.00.

Sin embargo, es importante estar seguro de que estos pagos regulares realmente están garantizados. No puede contar con recibir dinero de clientes que normalmente se atrasan en sus pagos.