Es común que las grandes empresas enfrenten problemas con el control de gastos, gastos, reducción de costos, rentabilidad, entre otros elementos relacionados con las finanzas. El problema es que, dependiendo de la gravedad, estos problemas pueden dictar el éxito del negocio.

La buena noticia es que hay formas de manejar estos problemas sin perjudicar el progreso de la compañía. Uno de los indicadores que puede ayudar es el COGS: una medida capaz de proporcionar información esencial sobre la relación entre las ventas y las compras de una empresa.

En este artículo, comprenderá cómo calcular el COGS y su importancia para optimizar la gestión estratégica. ¡Eche un vistazo!

¿Qué es el COGS?

Los COGS, también conocidos como Costo de los Bienes Vendidos, son la relación entre las ventas y los gastos necesarios para producir y almacenar un bien en particular.

Este indicador financiero mide el éxito de un producto por la cantidad de capital en stock. De esa manera, es posible considerar lo que permanece en el inventario en un período de tiempo determinado, en lugar de identificar solo el índice de salida de mercancías.

COGS es el más utilizado en el comercio. Para las industrias, hay otro indicador, el Costo de los Servicios Vendidos o COSS. En este caso, se utiliza la misma lógica; La única diferencia está en los factores incluidos en el cálculo.

¿Cuáles son los beneficios del COGS?

La inclusión de COGS en el balance financiero de cualquier compañía puede traer beneficios muy interesantes que le permitirán alcanzar los resultados esperados y controlar su producción. Aquí hay algunos:

Alertas sobre problemas de gastos

Debido a que COGS trata directamente con los gastos de inventario y producción, puede ser un gran aliado para averiguar si la organización no está gastando demasiado en un producto/operación o si ciertos artículos en el inventario han estado en el estante durante mucho tiempo.

Ayuda la gestión de gastos

Los resultados obtenidos al calcular el Costo de los Bienes Vendidos forman parte de los gastos contables y deben incluirse en los ingresos por ventas. De esa manera, COGS se convierte en un instrumento importante no solo para indicar la rentabilidad, sino también para ayudar a los gerentes de la compañía a analizar las compras de materiales y las ventas de lo que producen.

Descubrir si la empresa es saludable

Muchos inversionistas usan COGS para encontrar el margen bruto del negocio. Ya que pueden analizar el porcentaje de ingresos y la cantidad disponible para cubrir los gastos, es fácil tener una idea de cómo se encuentran las finanzas de la compañía.

Asistir en Iniciativas de Ventas

Con los resultados obtenidos por COGS, la compañía cuenta con información suficiente para mejorar su planificación y crear estrategias para estimular al consumidor a adquirir sus productos. Después de todo, es posible averiguar qué artículos tardan mucho en venderse y, por lo tanto, pensar en planes para transmitir estos productos inactivos. Por ejemplo, hacer ofertas especiales o proporcionar descuentos específicos.

Mejorar la gestión del inventario

Como la empresa puede identificar cuáles son los productos más vendidos y cuáles han estado en stock por más tiempo, es posible definir medidas para analizar el espacio.

En otras palabras, es posible determinar cómo se puede utilizar mejor esta área, además de usar otro espacio con capacidad alineada con la cantidad de productos.

¿Cómo balancear el COGS y el COS?

Luego de que usted haya obtenido sus datos indicadores, puede llegar a la conclusión de que las ganancias son menores a las esperadas. Para balancear esta medida y volver al rango deseado, hay que seguir ciertos pasos.

Estudiar las mejoras en los suministros, siempre buscar negociar y controlar los desechos, por ejemplo, es una gran forma de reducir costos y de balancear estos parámetros.

Además, tener un control rígido de la mercancía significa controlar todo lo que entra y sale de su firma, además de los productos o materias primas retornados, puede incrementar la precisión de sus medidas de COGS y COS.

¿Qué es necesario para calcular el COGS?

Una de las partes más importantes en el cálculo preciso de COGS es identificar, contar y clasificar los productos que se encuentran en el inventario, es decir, los datos siempre deben actualizarse. Esta actividad es crucial para obtener control de entrada y salida, así como para hacer que los pedidos de los clientes sean siempre accesibles.

Las materias primas de la producción o del servicio representan otro punto que debe ser analizado y catalogado. De esa manera, con estos datos actualizados, las posibilidades de obtener un resultado de COGS correcto son del 100%. Además, la posibilidad de tener una visión amplia de lo que falta o queda en el inventario es casi segura.

¿Cómo calcular COGS y COSS?

Ahora que sabe qué es COGS, sus beneficios y cómo equilibrarlo con COSS, entienda cómo calcular estos índices a continuación.

Cómo calcular COGS

Como ya se discutió, el objetivo del COGS es indicar el costo de ventas en un período determinado, teniendo en cuenta lo que queda en el inventario. Para ello, los importes que deben considerarse son:

  • Inventario inicial (II)
  • Compras(C)
  • Inventario Final (IE)

La fórmula quedaría como: COGS = II + C – IE.

Por ejemplo, si su empresa tiene $5 mil en el inventario al principio del mes y usted compra $3 mil y finaliza el mes con $4 mil en el inventario, el cálculo del COGS se hace de la siguiente manera:

COGS = 5000 (II) + 3000 (C) – 4000 (IE)

COGS = $4 mil

Luego, usted resta este resultado de sus ganancias para obtener el beneficio bruto del mes.

Una vez usted haya obtenido el beneficio bruto, podrá determinar las ganancias netas sustrayendo los otros costes, como impuestos en ganancias, facturas de telefonía e internet, etc.

Cómo calcular el COSS

En términos del COS, que calcula los costos de los servicios proporcionados, los valores son:

  • Valor inicial de los servicios en progreso (VI);
  • Trabajo directamente relacionado a los servicios proporcionados (T);
  • Costos directos relacionados a los servicios, como equipos rentados (CDR);
  • Costos indirectos relacionados los servicios, como electricidad y reparación de equipos (CIS);
  • Valor Final de los servicios en progreso (VF).

Por lo tanto, la fórmula es la siguiente: COS = VI + (T + CDR + CIS) – VF

¡Nota! Las operaciones para beneficio bruto y beneficio neto son las mismas que en el cálculo anterior.

¿Cuál es la importancia de estos indicadores?

Más a menudo, los costos de adquisición y facturación se utilizan para calcular la rentabilidad de las ventas. El inventario o los servicios en curso se incluyen en este cálculo. Esto le permite al gerente considerar los productos no vendidos y obtener datos efectivos sobre la ganancia bruta de la compañía. De esa manera, hay una mejor dirección sobre cómo controlar las operaciones de producción, almacenamiento o adquisición.

De la información presentada, queda claro que tanto los COGS como los COSS son esenciales para comprender el costo de las ventas de bienes o productos, así como las ganancias exactas, la optimización y la mejora de los procesos de negocios.

Debido a que son herramientas indispensables para cualquier administrador, existe un número de software de administración que realiza estos cálculos, evitando el proceso manual y disminuyendo las posibilidades de obtener información falsa.

¿Este artículo le ayudó a comprender la importancia de los COGS y cómo calcularlos? ¿Quiere saber otras soluciones y consejos financieros? Acceda a nuestro contenido sobre cómo crear y analizar KPIs correctamente ahora mismo.