Blog

El mejor contenido en costos y rentabilidad.

Aprenda a hacer la gestión por indicadores de la manera correcta

Aprenda a hacer la gestión por indicadores de la manera correcta

¿Alguna vez ha sido tomado por sorpresa por una tormenta? A veces, cuando miramos al cielo y vemos que el sol brilla intensamente, es posible que no nos demos cuenta de que la presencia de algunas nubes ya indica que se avecina un cambio. Pero, ¿qué tiene que ver este ejemplo con la gestión por indicadores? La respuesta es: todo.

Cuando una empresa aprende a analizar realmente los datos generados por sus procesos internos, toda la gestión se vuelve mucho más eficiente. Después de todo, el riesgo de que el negocio sea tomado por sorpresa disminuye considerablemente.

Para ayudarlo a reflexionar mejor sobre este tema, hemos preparado este material exclusivo sobre el tema. ¿Le interesa? ¡Siga leyendo para saber más!

Gestión por indicadores y análisis de resultados

La gestión por indicadores no es más que una toma de decisiones basada en métricas. Después de todo, es un hecho que cada gerente hace una evaluación de los resultados de su equipo, departamento, etc. Sin embargo, este análisis no siempre evalúa datos más confidenciales, que pueden estar relacionados con un mal resultado que podría estar enfrentando el negocio.

Esto sucede cuando la atención se centra en los resultados más grandes, la macro de la situación. Por ejemplo: una caída en el rendimiento de las ventas puede justificarse por un mal momento del mercado, cuando, de hecho, un análisis del enfoque de los vendedores terminaría indicando que el equipo de ventas no conoce bien el producto que están vendiendo, por lo tanto, tienen problemas enfocándolo a los clientes.

Buenos indicadores de rendimiento, en la prática

En este contexto, confiar solo en hojas de cálculo y análisis manuales puede dificultar mucho la misión de los gerentes. Por lo tanto, es esencial que la empresa utilice un software de administración para administrar sus procesos, ya que esto facilita la administración de datos.

Luego, es necesario definir qué indicadores serán analizados. En otras palabras, ¿qué preguntas deberán responderse con este análisis? Con eso en mente, el gerente evita perder tiempo en datos que no los ayudarán a tener una visión amplia de la empresa.

Algunos son datos de mercado, otros son sectoriales y algunos son individuales. Esta comprensión hace que la empresa configure correctamente sus procesos, de modo que siempre generen los datos apropiados. Los empleados, por otro lado, deben comprender qué acciones se requieren para generar esta información, como la emisión de informes y métricas. En algunos casos, esto requerirá alguna forma de orientación por parte de los supervisores.

En general, recuerde ser realista en su análisis, contextualizando las métricas para el momento actual de su empresa. Una empresa que está comenzando sus operaciones, por ejemplo, puede tener métricas negativas, incluso si todo va correctamente.

Los riesgos de ignorar la gestión por indicadores

El primer riesgo es que el gerente no entienda por qué se produjo un resultado bueno o malo. Esto hace que la empresa pierda eficiencia, ya que es difícil corregir errores sin conocer sus causas reales. Esta falta de información también puede significar una pérdida de capital, ya que los recursos se invierten en procesos sin que la empresa tenga datos para confirmar la validez de la estrategia.

Además, para las empresas que buscan escalabilidad, como las nuevas empresas, el análisis constante de las métricas ayuda a la administración a corregir errores operativos, evitando pérdidas. Y la buena noticia es que, al usar la tecnología actualmente disponible, esta gestión por indicadores se puede hacer aún más rápido, generando informes precisos y mejorando la calidad de su trabajo de gestión. ¡Piénselo!

Y ahora, si le gustó este artículo y quiere profundizar en el papel del análisis de datos en la administración de su empresa, ¡también puede leer cómo la administración de riesgos puede ayudar a reducir los costos comerciales!