Blog

El mejor contenido en costos y rentabilidad.

¿Cómo reducir los costos y aumentar los beneficios de la empresa?

¿Cómo reducir los costos y aumentar los beneficios de la empresa?

La crisis que se ha apoderado de la economía del país afectó las ganancias de muchas empresas. En este escenario de incertidumbre, el papel de un buen gestor es reevaluar el negocio, buscando estrategias de reducción de costos, que también ayuden a aumentar las ganancias. De esa forma, es posible atravesar este período de turbulencia sin mayores impactos financieros en la organización.

Sin embargo, esto debe hacerse elaborando un programa organizado y planificado. Hay que tener en cuenta que disminuir los gastos no significa simplemente recortarlos de forma desordenada. Hay que entender la naturaleza de cada gasto y su relación con las ventas y los beneficios de la empresa. Hemos creado este post con consejos sobre cómo reducir los gastos de forma inteligente y, además, aumentar los beneficios de su negocio. ¡Compruébelo!

Fijar Objetivos

Identifique todos los gastos realizados durante, al menos, los últimos seis meses. Tras un cuidadoso análisis, establezca objetivos de reducción para cada partida. Esta acción se denomina previsión de costos y debe realizarse mensualmente.

Además, hay que hacer un seguimiento periódico de los gastos de la empresa, comparando la previsión con la cantidad realmente gastada mes a mes y comprobando si se está alcanzando el objetivo. Si la respuesta es negativa, hay que analizar las posibles razones que están dificultando la consecución de los objetivos.

Cuidado con las falsas impresiones

Un alto volumen de ventas no significa necesariamente una alta rentabilidad. Un aumento del número de ventas puede crear a menudo la impresión de prosperidad, mientras que, “entre bastidores”, los gastos consumen el beneficio.

Para obtener resultados reales, es necesario utilizar el dinero gastado de forma eficiente. Esto puede conseguirse aumentando el ticket medio -valor medio de compra por cliente-, optimizando el ROI (retorno de la inversión) de sus campañas y también mejorando sus procedimientos y métodos internos.

Analice sus costos en términos porcentuales

Cuando analice sus costos, utilice porcentajes en lugar de cantidades de dinero. Esto se debe a que, si sus ventas aumentan, pero la cantidad destinada a un determinado gasto sigue siendo la misma, este coste representa ahora un porcentaje menor del volumen de ventas. Y cuando disminuye el porcentaje de sus costos, aumenta el porcentaje de beneficios.

Por otro lado, si su volumen de ventas se mantiene igual, puede aumentar los beneficios reduciendo los costos de una partida específica. De este modo, puedes trabajar para conseguir estos dos objetivos: disminuir los gastos específicos y aumentar la productividad al mismo tiempo.

Utilizar un sistema de registro fiable

Antes de determinar si la estrategia de reducción de costos aumentará los beneficios de su empresa, necesita información fiable sobre su funcionamiento. Estos datos pueden obtenerse a través de un sistema que proporcione una gestión estratégica de los costos, la rentabilidad y el rendimiento de la organización – y que esté integrado con los sistemas que ya tiene la empresa.

Con esta solución, es posible contar con análisis gráficos, básicos y complejos, además de ejecutar simulaciones avanzadas de posibles escenarios económicos. Esto es importante para preparar informes mensuales, presupuestos y evaluaciones de sus operaciones.

Reevaluar el régimen fiscal

Otro consejo para reducir costos es evaluar su régimen fiscal. El directivo debe analizarlo para comprobar si es el más adecuado para el volumen de su negocio. Esto se debe a que ahorrar lo que gasta en el pago de impuestos es una forma de reinvertir en mejoras para su organización.

Saber negociar con los proveedores

A la hora de cerrar acuerdos con sus proveedores, debe tener en cuenta el precio y la calidad del servicio o producto. Un ejemplo que puede poner en peligro su negocio es la sustitución de un proveedor por su precio, sin pensar en la calidad. A veces, el producto realmente vale ese valor y permanecer con él compensa. Sin embargo, hay que tener cuidado cuando se invierte en un proveedor que es más barato, pero que ofrece un servicio de menor calidad.

Por lo tanto, para reducir los costos, sepa cómo renegociar con sus proveedores. Esto puede garantizar una reducción de los gastos y también mejorar su margen de beneficios. Además, es interesante tener más de un proveedor. Puede diversificarlos para evitar el riesgo de quedarse sin productos en su stock.

Contratar a profesionales cualificados

Cuando se habla de reducción y gestión de costos, muchos empresarios piensan en despedir a los empleados. Sin embargo, ésta no suele ser la mejor manera, ya que sabemos que el despido también genera costos para la organización. Por este motivo, hay que tener cuidado a la hora de elegir el despido de ciertos empleados, ya que es posible que su empresa no pueda atender a todos sus clientes. Por ello, a la hora de contratar, es importante que los directivos busquen profesionales cualificados.

Además, es relevante valorarlos, haciendo que se sientan necesarios en su empresa. También puede invertir en la formación interna de sus profesionales, evitando gastos con despidos y contrataciones.

Invertir en acciones de marketing

Hoy en día, la tecnología es un gran aliado para las organizaciones a la hora de invertir en la promoción de productos o servicios. Las redes sociales, por ejemplo, son una forma gratuita de promocionar su negocio. En ellas, puede dar a conocer su marca, educar al consumidor, responder a preguntas, etc. Estas acciones también contribuyen positivamente a la relación con el cliente, lo que ayuda a aumentar sus beneficios a largo plazo.

Además, es posible invertir en estrategias de marketing digital destinadas a reducir los costos y optimizar los procesos. Como resultado, se tiende a aumentar los beneficios. En este punto, es importante establecer objetivos y supervisar las acciones de marketing para hacer un seguimiento de los resultados y de su eficacia real en la reducción de gastos.

Ahora que conoce algunos consejos para reducir los costos y aumentar el beneficio de su empresa, empiece a ponerlos en práctica. Así, es posible mantener la solidez de su empresa en el mercado, sin poner en riesgo su crecimiento y promoviendo mejoras que marcarán la diferencia. Recuerde también apoyarse en la tecnología para optimizar los procesos y controlar mejor los costos y la rentabilidad de su organización.

¿Le ha gustado este artículo? Para estar al tanto de más contenidos como este, síganos en LinkedIn.