Economizar puede ser la mejor salida para garantizar un flujo de caja reforzado y mantener la fuerza competitiva del negocio.

El problema es que, muchas veces, los administradores no saben por dónde comenzar, ya que todos los gastos parecieran ser bastante pequeños.

Pensando en esto, le entregamos una lista con algunos consejos sencillos de reducción de costos que pueden ayudarle en este sentido y marcar la diferencia en su empresa. ¡Preste atención!

1. Optimice la producción

Siempre se pueden mejorar algunos procesos productivos — y  no es necesario sacrificar la calidad de los productos y servicios para ello. Comience realizando pequeñas acciones, como analizar el consumo de agua, energía eléctrica  y telefonía.

Un poco más allá, estudie todo el proceso productivo de la empresa y descubrirá puntos de desperdicio,  ya sea en tiempo, materiales o mano de obra. Con toda esta información en sus manos, bastará con elaborar un plan estratégico de mejoría que, en poco tiempo,  verá los resultados de una producción optimizada y con reducción de costos.

2. Controle el inventario

El inventario puede ser uno de los mayores puntos de desperdicio de la empresa, ya que las compras mal hechas congelan recursos financieros por mucho tiempo. Para una mayor reducción de costos, desarrolle una planificación de sus compras que incluya productos de mayor salida en los períodos de mayor demanda.

Por medio de informes de compras y ventas realizadas en el pasado, es posible hacer proyecciones de lo que se debe pedir, en qué cantidad y en qué momento. Esta acción hará que los productos y servicios roten más rápido, generando flujo de caja y reduciendo las compras innecesarias.

3. Negocie con los proveedores

Revise los contratos de compra firmados con los proveedores de productos y servicios y analice las condiciones de entrega, los planes de pago,  el volumen de compra exigido, etc.

Investigue otros proveedores para encontrar mejores oportunidades y, si desea mantener los actuales, negocie todas estas condiciones en base a la información de la competencia. Probablemente, usted se sorprenderá con los nuevos parámetros establecidos a cambio de fidelidad, además  tendrá un gran ahorro en costos para su negocio.

4. Controle el flujo de caja

Basado en los análisis de los informes, consulte las cuentas de costos y analice cada gasto para identificar cómo puede reducirlos o incluso eliminarlos por completo. Después, haga una proyección de los ingresos y gastos futuros para alinear el flujo de caja con las compras programadas.

Por ejemplo: programe las compras para ser pagadas en la misma fecha en que las proyecciones indican el cobro de las ventas realizadas a plazos. Con esa técnica, además de la reducción de costos, usted garantizará un flujo de caja siempre positivo.

5. Informatice la empresa

Muchas empresas aún realizan procesos manuales, registrando grandes índices de reproceso por fallas humanas, tiempo desperdiciado en tareas que podrían ser automatizadas, informes con datos poco confiables, gasto excesivo en impresiones y alto volumen de insumos desperdiciados en la producción. La solución para todo esto puede ser la informatización del negocio por medio de un software (sistemas) administrativo estratégico y operacional que, además de contribuir a la reducción de costos, debe mejorar el desempeño general de su negocio.

Mantener los costos controlados es la base de sustentación para la sobrevivencia de la empresa en mercados competidos y, aplicando estos consejos, podrá además agregarle fuerza competitiva, proporcionando un crecimiento sustentable.