Los gerentes de grandes compañías siempre están buscando soluciones inteligentes para optimizar los resultados, las tareas y los sectores de la empresa. En un esfuerzo por tener más confiabilidad y automatizar los procesos, tenemos dos opciones: CRM y ERP.

Estos sistemas son capaces de asegurar un mejor desarrollo de muchas actividades rutinarias. Sin embargo, las empresas tienen necesidades y condiciones distintas, que deben tenerse en cuenta antes de realizar cualquier tipo de inversión.

Aunque ambos ofrecen beneficios para su empresa, cada uno de ellos tiene algunas características importantes y únicas. Siga leyendo este artículo para comprender un poco más acerca de las ventajas y cómo elegir CRM o ERP.

¿Qué es el ERP y cuáles son sus ventajas?

ERP (Enterprise Resource Planning) es un tipo de software de gestión destinado a la integración de datos, que permite que los procesos diarios, como la facturación, el flujo de caja, el control de compras, el inventario, las cuentas, los gastos y la recaudación de impuestos, se realicen de manera más eficiente.

De esa manera, puede tener flujo de información y control en un solo sistema, lo que permite una administración total, control y una base sólida para la toma de decisiones en todos los sectores de la empresa. Además, las principales ventajas son:

  • Mayor agilidad en el desempeño de proyectos y procesos;
  • Reducción de gastos;
  • Practicidad para gestionar un gran volumen de información y datos;
  • Optimización del tiempo;
  • Menor incidencia de errores humanos.

¿Qué es CRM?

CRM (Customer Relationship Management) es una solución dirigida a la gestión interna, más precisamente a las estrategias de ventas, marketing e incluso a la relación con el cliente.

Para ese propósito, opera en la identificación de las mejores estrategias y en los métodos indicados para aumentar sus ventas, protege la información confidencial de la compañía y también puede mejorar sus servicios o productos. ¿Cuáles son las ventajas de invertir en este tipo de sistema? Eche un vistazo:

  • Aumento en las ventas;
  • Mejores estrategias según el negocio;
  • Agilidad en la búsqueda de documentos, información y datos;
  • Optimización del proceso de formación del equipo;
  • Reducción de gastos;
  • Productividad incrementada.

Después de todo, ¿Vale la pena?

¡Absolutamente! Cuando el software CRM y los sistemas de gestión ERP se eligen de acuerdo con las necesidades del negocio, la compañía puede destacarse en relación con la competencia y la eficiencia del proceso.

Además, este tipo de inversión puede aumentar la capacidad de articulación de su equipo de ventas, lo que facilita la toma de decisiones y permite realizar mejoras en la reducción de costos y estrategias de marketing para impulsar las ventas.

¿Cómo escoger?

CRM y ERP son sistemas con diferentes objetivos; El ERP está dirigido al control financiero y el CRM está dirigido a la gestión del consumidor. Dicho esto, ambos pueden implementarse en la corporación.

CRM es fundamental para las empresas de la industria de ventas, ya sean productos o servicios. Por lo tanto, es muy útil en todas las etapas de la empresa, incluso en aquellas en las que los gerentes ya están buscando mejoras y crecimiento. A su vez, el sistema ERP es necesario para todas las empresas que buscan eficiencia en la gestión de recursos.

Tanto el software de CRM como el de ERP deben considerarse inversiones inteligentes para su empresa. Después de todo, para que cualquier tipo de negocio se destaque en el mercado y crezca saludable, debe adoptar estrategias para mejorar su equipo de ventas y tener un control completo de toda la situación financiera.

Para mantenerse al día en el mundo de los negocios y obtener consejos para tener éxito en su gestión, únase a nuestro boletín y reciba nuestras noticias.