El área de planificación y contraloría de una empresa es la responsable de dirigir la planificación estratégica, gestionar los presupuestos y también dar soporte para que los gestores de otros sectores y los directores tomen decisiones.

El controlador profesional es quien coordina e gerencia el trabajo de ese departamento, asegurando tener éxito en sus tareas e que estas generen los resultados esperados.

En total, el gerente de contraloría es un estratega con responsabilidades gerenciales, pues, consolidando datos y dando soporte a la administración, él garantiza que todas las áreas del negocio sean bien administradas y eficientes y que, además, los directores y el CEO conduzcan bien la organización.

Entienda un poco más sobre la importancia de este puesto en la jerarquía empresarial y las ventajas que genera a los negocios.

Optimización de procesos contables

Antiguamente, los gerentes de contraloría eran personas pertenecientes al área contable y designadas para tales tareas. Esto cambió, pero el controlador profesional no dejó de ser un especialista en contabilidad — además de finanzas, administración, gestión y estrategia empresarial.

Con esta carga profesional y conocimientos, el gerente simula escenarios para este sector, analiza su estructuración y posiblemente identifica necesidades de cambio, acompaña el departamento y le hace proyecciones. De esta forma, realiza diagnósticos sobre la contabilidad y sus procesos y brinda apoyo al gestor del área para que él tome decisiones en pro de la optimización del sector.

Perfeccionamiento en la medición de los resultados

Una de las funciones del controlador es evaluar los resultados y entenderlos. Esto significa, además de medirlos y documentarlos, saber cómo establecer metas, comparar los números previstos y llevados a cabo, conocer el camino que condujo al alcance o no de los objetivos e identificar qué factores y acciones influenciaron los indicadores obtenidos.

Por medio de ese trabajo, o negocio tiene más control de sus números y también consigue que estos sean más útiles en el sentido de proveer una perspectiva a los gerentes y ejecutivos. Consecuentemente, la empresa consigue perfeccionar las operaciones, sus presupuestos, la gestión y las demás estrategias y acciones generales y específicas.

Mejoría para la toma de decisiones de los gestores

La empresa como un todo tiene su planificación estratégica y, dentro de esto, presupuestos y estrategias propias de cada sector. Al encuentro de ello, como hemos visto, el área de planificación y contraloría consolida información de todos estos factores y apoya a los directores y gestores en los diagnósticos y en sus decisiones.

Los resultados de ese proceso son decisiones más ágiles y presupuestos más eficaces. Por consecuencia, la empresa toma mejores caminos e invierte mejor sus recursos.

Entonces, es correcto decir — por estas ventajas y algunas otras, que contar con un controlador profesional responsable del área de planificación y contraloría conlleva a una diferencia competitiva, porque las mejoras e cambios estratégicos y gerenciales que promueve surten efecto en la actuación de la empresa en el mercado.

Por ejemplo: con presupuestos más austeros y, aun así, adecuados, es posible mantener buenos procesos, lucro y rentabilidad y también tener más excedentes para investir en el desarrollo del negocio para ganar una porción del mercado.

Análisis Financiero Mejorado

Tomando en cuenta la capacidad de la empresa para proporcionar datos estratégicos en tiempo real, se vuelve más fácil realizar audiciones de confianza, que disminuirán los errores y el fraude de forma considerable.

Esta es la forma en la que la empresa gana credibilidad en el mercado y entre sus socios y posibles inversores. No es incorrecto concluir que el trabajo de un controlador, cuando se ejecuta de forma estratégica, puede ayudar a incrementar el valor de mercado de un negocio.

Adicionalmente, un control eficiente de las finanzas garantiza la seguridad para su empresa a la hora de realizar inversiones y de tomar otras decisiones estratégicas financieras, como las fusiones, por ejemplo.

Análisis estratégico de las acciones actuales

En un pasado no muy distante, no era posible que una empresa analizara las acciones que estaba tomando antes de que fueran ejecutadas. Uno tenía que esperar a finalizar para saber si estas habían sido o no exitosas.

Esto llevaba a pérdidas cuando la planificación no se ejecutaba correctamente. Sin embargo, en la actualidad, con un controlador profesional, esta situación puede evitarse fácilmente.

El análisis estratégico de la información hace que sea posible que este profesional verifique cuándo una acción no está generando los resultados esperados. En algunos casos, esto puede ocurrir durante los primeros momentos de la ejecución. Por lo tanto, una empresa puede interrumpir la estrategia antes de que esta tenga resultados irreversibles.

Los datos que esta acción presentará serán usados para análisis, dándoles a estos profesionales la oportunidad de estudiar el porqué de este error y, de esta manera, dándoles la oportunidad de evitar la ocurrencia de errores similares.

Creación de Reportes Eficientes

Cuando se ejecuta correctamente, el trabajo de un controlador asegura que su empresa se enfoque en el análisis correcto de la información, generando reportes eficientes y fáciles de entender.

Es importante enfatizar que todas las decisiones importantes de los negocios deben hacerse basadas en este tipo de documento. Podríamos concluir que muchas de las pérdidas que las empresas han tenido han sido debido a informaciones erróneas en reportes problemáticos.

Asegurar la confiabilidad de esta información es la más importante para cualquier negocio. Alcanzar este nivel de calidad solo es posible cuando la empresa tiene a un profesional trabajando en el área de control, porque esto asegura que aquí haya un análisis estratégico de los datos a través de un software de administración que presentará reportes realmente creíbles.

Cumplimiento de las normas reglamentarias

Las empresas tienen la responsabilidad de cumplir con los requisitos de varios comités regulatorios. La falta de cumplimiento de estas reglas puede causar grandes daños a la imagen de la empresa e inclusive puede hacer que las operaciones de la empresa entren en riesgo.

Para cumplir estas obligaciones, es importante mantener un nivel de disciplina en las operaciones, lo que es posible solo a través de una visión estratégica proporcionada por el análisis completo de los datos de su proceso operacional.

De esta forma es posible verificar si los procesos de producción están en cumplimiento con los parámetros requeridos por las agencias reguladoras. Adicionalmente a esto, la presencia de un controlador profesional asegura la veracidad de los documentos presentados por la organización, garantizando el cumplimiento de las normas, porque estas son generadas por un software de última generación que respaldará la exactitud.

Si una empresa concluye que sus procesos contienen errores, es posible corregirlos de forma rápida para cumplir con las demandas regulatorias y evitar retiros o problemas con la imagen de la empresa.

¿Entiende ahora la importancia de un controlador profesional para su empresa? ¿Le gustaron nuestros consejos? Entonces síganos en las redes sociales y no deje de estar pendiente de nuestras actualizaciones. ¡Nos encontramos en Facebook, Twitter y Linkdeln!