En muchas empresas, los equipos de finanzas y marketing solo se reúnen cuando hay un problema pendiente. Esto resulta en discusiones frustrantes que perjudican las relaciones interpersonales y, al mismo tiempo, el desempeño de la organización.

En este post, usted conocerá algunas de las causas de estos conflictos y los consejos para hacer que estas áreas trabajen unidas. ¡Continúe la lectura para saber más!

Divergencia principal entre las finanzas y el marketing

El resultado de las estrategias en las campañas digitales se mide por indicadores que miden la cantidad de clics en los anuncios, tazas de apertura de los correeros, estimaciones de compromiso con la marca, y otros factores.

Por lo tanto, no todos esos indicadores de desempeño son específicos para conocer el flujo de ventas. En ese sentido, la falta de certezas que relacionan las acciones realizadas con la facturación es un motivo de descontento por parte del sector financiero.

La buena noticia es que las métricas de marketing digital evolucionaron a indicadores más sofisticados, como son el Retorno de inversión en mercadotecnia ((ROI) Net Promoter Score (NPS) y el Valor del tiempo de vida del cliente (CLV). Eso representa un motivo fuerte para que los equipos sumen esfuerzos para optimizar los resultados de la empresa.

Conozca estos 3 consejos para tener éxito en esta tarea:

  1. Alinee los Objetivos de la Empresa

Los equipos de finanzas y marketing tienen objetivos muy diferentes. El primero tiene un ritmo más constante y objetivos a corto plazo. El segundo es más dinámico, exige monitoreo, cambios constantes y objetivos a largo plazo. Al final, aumentar el reconocimiento de la marca no es algo que se logra de la noche a la mañana.

A pesar de las diferencias, es posible alinear los objetivos de la empresa para que ambos sectores perciban que es necesario estar juntos para llegar al mismo destino. Para que esto sea cierto, es importante estimular la comunicación por medio de reuniones semanales.

  1. Incentive el Acceso a la Información

Las estrategias de marketing digital por ejemplo suceden por medio de la jornada de compra de un cliente, que posee diferentes etapas y acciones específicas para cada una. El sector financiero no necesita ser un especialista en esta área.

Por eso, es fundamental que el equipo entienda este proceso. De esta forma, conseguirá justificar la necesidad de invertir o no en la retención de los clientes, por ejemplo. Esto ayudará a mejorar la relación entre los dos departamentos.

  1. Mantenga su Enfoque en el Cliente

El cliente es la persona principal en esta historia. Haga que sus trabajadores entiendan que, si tiene desentendimientos, conflictos o diferencias con ellos, la productividad caerá como consecuencia de eso y también la calidad del servicio. El más perjudicado es el cliente, que no es obligado a presenciar esa turbulencia.

Por otro lado, cuando existe un buen clima organizacional, el cliente es impactado positivamente y tiene más posibilidades de volver a comprar otras veces.

¿Se dio cuenta de que, a pesar de parecer difícil, es posible combinar los equipos de finanzas y marketing? Todo tiene su debida importancia. Si bien uno tiene una visión orientada para las perspectivas futuras, el otro se dedica a prestarle atención al flujo de caja. Juntas, estas dos fuerzas pueden crear numerosos beneficios para su empresa.

¿Le gustó el artículo? Entonces aproveche para leer este post y conozca cómo reducir costos sin impactar negativamente a su empresa.