La gestión de datos es un proceso destinado a recopilar, asimilar, comprender y garantizar la seguridad de la información que es útil y valiosa para la empresa. Para mantenerse al día con el mercado, es necesario absorber la información que surge en todo momento para adaptarse a las tendencias y generar crecimiento en el negocio.

Por lo tanto, este proceso es de suma importancia para apoyar la toma de decisiones que es más precisa y de acuerdo con las necesidades de éxito de la organización. Para ello, es necesario seguir y prestar atención a los fundamentos importantes. ¡Vea a continuación lo que son!

1. Gobernanza de datos

La gobernanza de datos está relacionada con la gestión de datos, políticas, procesos, tecnologías y personal con el propósito de estructurar y organizar la información de la corporación.

Por lo tanto, este procedimiento es esencial para la gestión de datos, ya que es la estrategia responsable de reproducir toda la práctica de recopilar información. De esa manera, se genera autoridad, control y organización de políticas y estrategias involucradas en el negocio.

2. Manejo de documentación

Otro proceso importante para una gestión de datos segura y eficiente es la gestión de documentos y contenidos de la empresa. Esta función se utiliza y es esencial en la implementación de políticas de seguridad, así como en la planificación y el control de las actividades de almacenamiento.

Esto es necesario para garantizar que terceros o personas malintencionadas no accedan a los datos no estructurados de su empresa. Con ese fin, la información y los datos de registro, las estadísticas de la empresa, los contratos de los clientes, los proveedores y los procedimientos internos se consideran un verdadero patrimonio de la organización.

Además de la protección de documentos y contenidos, este proceso también apunta a evitar los riesgos de pérdida, demora o falta de localización de la información y la divulgación de contenidos de naturaleza confidencial.

3. Seguridad de datos

Como podemos ver, la gestión de datos y la seguridad de la información deben ir de la mano. La protección de conceptos, hechos y estadísticas es esencial para su correcta gestión, evitando fugas.

Con eso, la administración de seguridad establece políticas y procedimientos internos que deben seguirse e implementarse estrictamente, de modo que todos los datos se almacenen correctamente durante todo el ciclo de operación o siempre que sean válidos para la empresa.

4. Operaciones de Datos

Además de proteger los datos de su empresa, es necesario mantenerlos organizados y almacenados de manera adecuada y práctica para los empleados. A tal fin, las operaciones de datos definen políticas para que esta gestión se lleve a cabo de la mejor y más optimizada manera posible.

Tenga en cuenta que estas políticas son válidas para todo el ciclo de vida de la información, es decir, mientras sea valiosa para su empresa.

5. Arquitectura de Datos

La gestión de datos está relacionada con las funciones de la arquitectura de datos, un proceso a cargo y orientado al conocimiento y la definición de las necesidades de información.

Como tal, esta arquitectura tiene como objetivo principal alinear la información y estructurarla de forma estratégica para los procedimientos y actividades de la empresa.

Las compañías que no optan por la administración de datos están sujetas a riesgos importantes, como ataques de delitos informáticos, problemas de seguridad de la información y faltas de actualización, así como virus que pueden afectar a toda la empresa, incluso llevar a una empresa a la quiebra.

Por lo tanto, implemente buenas políticas y operaciones de datos para que no tenga ningún problema con la administración de datos. Idealmente, siempre debe tener información estructurada y actualizada que garantice la salud y el crecimiento de su empresa.

Para acceder a nuestro contenido, suscríbase a nuestro boletín y reciba nuestras noticias, consejos y buenas prácticas de administración en su correo electrónico.