¿Qué separa a un atleta de fin de semana de un atleta olímpico? La respuesta es que este último tiene un alto rendimiento. Como tal, ha ganado resistencia física y prestigio para participar en las principales competiciones.

Asimismo, una empresa que tiene un mayor rendimiento en el área en la que opera puede diferenciarse de la competencia al obtener más mercado, atraer inversores y, como resultado, aumentar el valor de su marca.

Sin embargo, ¿qué necesita su negocio para evolucionar hasta el punto de convertirse en un punto de referencia? Si le interesa esta respuesta, lea este artículo y entienda todo lo que necesita saber al respecto.

El impacto del alto rendimiento en la estructura organizacional

Todavía utilizando el mundo de los deportes como analogía, podemos ver la cantidad de profesionales que trabajan en el equipo de un atleta, como entrenadores físicos, fisioterapeutas y entrenadores.

Todos estos profesionales tienen diferentes antecedentes, pero saben que son esenciales para que el deportista logre un buen resultado. Del mismo modo, una compañía necesita reunir a sus gerentes para que también pueda lograr sus objetivos.

La estructura organizacional debe priorizar la comunicación entre los departamentos para aumentar la sinergia. Es común que muchos gerentes no entiendan el trabajo de otros profesionales, y esto crea un ambiente de competencia interna.

La importancia del proceso de selección

Elegir los mejores empleados es una misión que garantiza un mayor rendimiento para la empresa. Es por eso que lo mejor que se puede hacer en este caso es invertir en la mejora continua de los procesos de contratación.

Un salario superior al promedio del mercado puede atraer a muchos candidatos, pero solo un buen entorno de trabajo puede retenerlos y, además, garantizar que los empleados hablen bien de la empresa.

Por lo tanto, cree los canales de comunicación apropiados y asegúrese de que su empresa pueda manejar cualquier tipo de situación, como acusaciones de acoso, por ejemplo. La actitud intolerante de un jefe malhumorado y temido debe permanecer en la ficción. Además de los mejores empleados en el mercado, su empresa necesita tener un líder ejemplar.

Eficiencia ganada a través de la tecnología

Lo que hace que las start-ups sean el modelo comercial deseado por muchos gerentes es el uso creativo de la tecnología para resolver problemas. Esto hace que estas empresas usen la escasez de recursos como una forma de fomentar la creatividad.

Sin embargo, los empresarios con una carrera consolidada ignoran la necesidad de innovación porque temen los riesgos de cambiar sus negocios. Es el duelo entre tradiciones versus innovación.

Esta inseguridad es comprensible, pero debería considerar reemplazar procesos obsoletos por medios de producción más eficientes. Esto nos lleva al siguiente tema.

La necesidad de no desperdiciar datos

Ya sabe de qué habla su empresa, por lo que las reuniones se basan en informes de los departamentos más diversos. Lo que puede ignorar es que su empresa habla rápido y, tal vez, no esté al día con las cosas que suceden.

Almacenar y analizar datos en hojas de cálculo hace que el gerente dedique mucho tiempo a estas tareas. Además, existe el riesgo de que pueda tomar decisiones basadas en información que no se relaciona con la información actual de la compañía.

Las empresas de alto rendimiento usan softwares de administración de información. De esa forma, pueden tomar decisiones oportunas. Es como un granjero que mira el cielo para ver si llueve, contra uno que mira el pronóstico del tiempo.

Si le gustó este artículo, asegúrese de seguir aprendiendo sobre este tema y lea sobre la importancia de delinear diferentes escenarios de negocios.