Blog

The best content on costs and profitability

Retorno de Activos (ROA): ¿Cuál es su importancia y cómo calcularlo?

Retorno de Activos (ROA): ¿Cuál es su importancia y cómo calcularlo?

¿Sabes para qué sirve el ROA? Bueno, este acrónimo significa Retorno de activos. Al principio podemos enfatizar que es un indicador de rentabilidad muy importante para una organización. Muchas personas lo confunden con ROI (Retorno de la Inversión). Sin embargo, las dos métricas tienen definiciones muy diferentes.

La principal diferencia entre ellas es que, en el caso del ROI, hay un análisis de parámetros basado en una inversión dada, mientras que el ROA corresponde al activo total de un negocio o cartera de inversiones de un inversor. Por lo tanto, podemos ver que el rol del ROA es demostrar a los gerentes cuáles son sus condiciones reales para generar ganancias en función de la cantidad de activos que tienen. Aunque es un indicador de una gran necesidad de control financiero, muchos empresarios no son plenamente conscientes de este tema.

Para ayudar en este asunto, hemos preparado este artículo para brindarle la información principal sobre el rendimiento de los activos. ¡Siga leyendo y manténgase al tanto!

¿Cuál es la importancia del ROA?

El ROA es un indicador muy importante para una corporación, ya que muestra a los inversores cómo se está comportando la empresa en términos de convertir activos en capital neto. Como resultado, se puede inferir que cuanto mayor sea la métrica (dada en porcentaje), mejor será para la administración de la empresa.

Más claramente, cuando una empresa en particular tiene un índice ROA bajo, puede haber varias causas que están generando la situación. Uno de ellos puede ser la focalización de proyectos e inversiones en áreas relativamente no rentables. Otra razón está relacionada con la baja productividad de los activos debido a la obsolescencia o incluso a un desperdicio muy alto y gastos generales.

Por lo tanto, al tener en cuenta este indicador, los gerentes pueden evaluar los resultados internos e identificar y corregir posibles deficiencias en las inversiones de la empresa. Tener una comprensión más precisa de estos parámetros hace que sea más fácil lograr el éxito con los procesos financieros y convertir el negocio en más rentable y sostenible.

¿Cómo calcular el ROA?

Calcular el ROA es bastante simple y sus datos se ubican fácilmente en los estados financieros de la empresa. El procedimiento para encontrarlo es similar al del ROI. Lo que distingue a los dos es que, en el caso de este último, es necesario dividir el beneficio por la inversión realizada, mientras que para el ROA el monto del beneficio se divide entre los activos totales de la empresa.

De manera práctica, para encontrar el valor de esta métrica, la fórmula utilizada es:

ROA = Beneficio Operativo / Activos Totales X 100

¿Qué cuidado debo tener al calcular el ROA?

Aunque es un gran indicador de rentabilidad, se debe tener cuidado al usarlo. Esto se debe a que este parámetro se basa en los activos totales y no tiene en cuenta un factor conocido como activo intangible. Por lo tanto, no se recomienda utilizar el ROA al comparar dos o más empresas. Solo será eficiente cuando se utilice para hacer una comparación interna dentro de la empresa, como es el caso de las evaluaciones de cambios que ocurrieron entre un año y otro dentro de una institución.

Por lo tanto, esta fue la información principal sobre la importancia y cómo calcular el rendimiento de los activos de una empresa. Podemos ver que este indicador desempeña un papel fundamental dentro de una empresa y, por lo tanto, debe medirse constantemente, lo que permite mejorar cada vez más los procesos financieros.

¿Le gustó el artículo? ¡Luego compártalo en sus redes sociales para que sus amigos y familiares también puedan aprender la importancia de este tema!