El patrimonio de una empresa es mucho mayor que sus resultados de rentabilidad. Ese patrimonio incluye, por ejemplo: maquinaria, inmuebles, inversiones, etc. Todo eso puede ser transformado en capital, ayudando a su empresa a invertir o a pagar a los acreedores. Sabiendo esto, se vuelve muy importante para un empresario saber calcular el índice de liquidez de cada inversión en su negocio.

En este artículo aprenderemos más sobre este tema fundamental para la salud financiera de cualquier empresa. ¿Comenzamos?

Al final, ¿qué es la liquidez?

Es un indicador financiero que muestra cuanto la empresa posee en recursos. De este modo, es posible entender la capacidad de endeudamiento del negocio. Cada inversión posee una liquidez diferente. Un inmueble, por ejemplo, posee baja liquidez, o sea, no es posible transformarlo rápidamente en capital.

Para saber cuál es el índice de liquidez, los empresarios necesitan consultar el balance patrimonial de la empresa. De esa forma, está claro si la empresa posee activos suficientes para realizar sus obligaciones. Un emprendimiento puede percibir que no tiene la solvencia necesaria para expandir sus operaciones, por ejemplo.

Cuanto mejor sea el índice de liquidez de una empresa, mayor será su salud financiera. Por ejemplo: si después del cálculo el resultado es superior a 1, esto significa que el negocio tiene un buen margen de capital y es capaz de pagar sus deudas sin comprometer las inversiones.

Si el resultado del cálculo fue muy cercano a 1, eso quiere decir que la empresa posee la cantidad exacta para cumplir sus obligaciones, quedando sin recursos luego de cumplirlas.

Si el cálculo resulta ser cero o un número menor, eso quiere decir que la empresa no tiene cómo pagar a sus acreedores. Lo que es una situación preocupante.

seminario

¿Cómo calcular los tipos de Índices de Liquidez?

Hay básicamente 4 tipos de ratios de liquidez; Aquí te explicamos cómo puedes calcularlos. ¡Continúa abajo!

Liquidez Corriente

El índice de liquidez corriente tiene un enfoque a corto plazo. Por eso, para calcularlo es necesario consultar el activo circulante del negocio, así como las obligaciones financieras inmediatas.

La fórmula es la siguiente: activo circulante/pasivo circulante.

Liquidez seca

Con un enfoque aún mayor a corto plazo, el índice de liquidez seca excluye el activo circulante del stock del negocio, pues en esa cuenta entran solo los recursos que ya posee la empresa. La liquidez seca es por lo tanto menor que la liquidez corriente.

Su fórmula es: (activo circulante – stock) /pasivo circulante

Liquidez Inmediata

Al contrario de los otros índices de liquidez citados, este cálculo no lleva en consideración el activo circulante, solo lleva en cuenta los recursos que ya posee la empresa, en otras palabras el saldo en las cuentas bancarias, el capital en caja y las inversiones financieras con liquidez inmediata.

Para calcularla, se usa la siguiente cuenta: disponible/pasivo circulante

Es necesario tener cautela para analizar este índice. Tener más dinero en la cuenta que deudas en corto plazo siempre es algo positivo. Dependiendo de factores externos, como la inflación, esos recursos pueden perder su valor.

Liquidez General

Con enfoque a largo plazo, el índice de liquidez general lleva en cuenta los recursos que la empresa ya tiene, además de los que vendrán. Lo mismo vale para las obligaciones. Los datos necesarios para calcular este índice son encontrados en el balance patrimonial de la empresa.

Calcularlo es simple: (activo circulante + realizable a largo plazo) / (pasivo circulante + pasivo no circulante)

¿Cómo monitorear las ratios de liquidez?

Como hemos visto en temas anteriores, los índices de liquidez son herramientas extremadamente útiles para comprender si la empresa tiene recursos suficientes. Sin embargo, se debes prestar atención al monitorearlos para no cometer errores.

Además de saber qué son y cómo calcularlos, debes comprender bien los métodos detrás de este tipo de evaluación. En muchos casos, el departamento financiero es responsable de hacer este análisis inicial de las ratios. También creará los informes financieros que ayudarán a complementar el monitoreo.

Lo importante en este momento es agrupar esta información con los datos tomados de las ratios, siempre enfocándonos, por supuesto, en los indicadores relacionados con el objetivo actual de la empresa. Por ejemplo, si es un objetivo a corto plazo, el índice de liquidez actual, si es a largo plazo, el índice de liquidez global.

Por lo tanto, con los datos agrupados y organizados, es hora de hacer comparaciones con información antigua y con objetivos establecidos. Aquí tienes la oportunidad de evaluar si la compañía es mejor que antes o si has alcanzado tus objetivos de crecimiento.

Un punto importante de este monitoreo es que cuanto más automatizado sea el proceso, mejor. El uso de software de administración es la alternativa más apropiada si el objetivo es hacer que este mecanismo de monitoreo sea más intuitivo y práctico, incluida la recopilación de datos y la comparación de los resultados de los indicadores.

¿Cuáles son los beneficios de usar el software de gestión de indicadores?

En general, el software de gestión empresarial, incluida la gestión de indicadores, puede aportar varios beneficios a la empresa. En este tema, enumeramos los tres principales.

Mejora de la gestión de la actividad

Imagina una empresa que tiene un ritmo considerablemente grande de entradas y salidas. Ahora piensa que el monitoreo de tus finanzas se realiza solo por empleados, sin ninguna tecnología.

Es innegable que existe una gran probabilidad de que se produzcan errores en la recopilación y el análisis de la información. También es una actividad que consumirá tiempo innecesario que podría usarse para otra actividad.

Con el software de administración, además de la optimización del tiempo, ya que todo se realiza de forma programada, la posibilidad de errores es nula. Después de todo, la eficiencia en la recopilación y el monitoreo de datos se realiza de manera automatizada, ahorrando energía a los empleados y dirigiéndolos a prestar atención a lo que realmente importa.

Reducir costes en la empresa

Para una compañía que no tiene software para ayudar en su gestión financiera, el costo de cuidar su administración y al mismo tiempo controlar su comportamiento es muy alto. Esto se debe a que será necesario contratar más personal para administrar y recopilar datos, además de tratar con los empleados.

Sin embargo, al adquirir un software, además de automatizar este proceso, hay una reducción de gastos, ya que ya no es necesario contratar personas. Después de todo, hará todas las actividades de forma rápida y eficiente.

Información para la toma de decisiones

Al adquirir un software de gestión, la empresa tendrá acceso a diferentes datos. Como explicamos anteriormente, será crucial para la correcta recopilación y gestión de esta información.

De esa manera, es posible conocer cómo se comporta la empresa y entender qué debe cambiar la empresa para mejorar, sabiendo cuáles son las fortalezas y debilidades de las estrategias de la empresa.

Bueno, este artículo ha tratado de arrojar luz sobre cuáles son los índices de liquidez y cómo puedes monitorearlos y calcularlos. ¿Quieres seguir aprendiendo con nuestro contenido exclusivo? ¡Entonces suscríbete ahora a nuestro boletín!