Estar al frente de una empresa requiere mucha responsabilidad, conocimiento y experiencia para tomar decisiones que definan el rumbo del negocio. A su vez, con un mercado cada vez más competitivo, los gerentes de negocios necesitan saber hacer mucho más que sólo dar órdenes. Ellos necesitan habilidades que estimulen a las personas a su alrededor, favorezcan la creatividad y den prioridad a la eficiencia.

Estas características, que son natas para algunos, demandan algún entrenamiento para otros. Pero con dedicación, toda persona con capacidad de liderazgo puede desarrollarlas. Vea, a continuación, las habilidades esenciales de los gerentes de negocios y comience ya a cultivarlas en su día a día.

Adaptabilidad

Durante esta carrera, los gerentes de negocios pasan por evoluciones en el mercado, innovaciones tecnológicas y por diferentes equipos. Por eso, la adaptabilidad es tan importante en esta función.

Para conquistar y mantener una posición destacada, la empresa debe acompañar cada cambio y el gerente es el principal responsable de que ocurra el desarrollo. Por lo tanto, esté siempre buscando nuevas y mejores formas de trabajar, mantenerse al tanto de la tecnología y no dude en pedir ayuda en las áreas que no son de su dominio. Si usted está dispuesto a aprender, su carrera y su empresa nunca se estancarán.

Elasticidad

En las crisis es cuando un líder es más necesario. Como gerente, gran parte de su trabajo es solucionar problemas. Luchar contra esta característica de la función sólo genera estrés y frustraciones.

Un profesional equilibrado es elástico al respecto. Él sabe que, después de la tempestad, viene la calma, pero no tardará mucho para que otra tempestad aparezca. Acepte el reto de cada crisis como una oportunidad de demostrar su valor y evite que los días de turbulencia sacudan su integridad psicológica o afecten su vida personal.

Polivalencia

Una de las principales funciones del gerente es conectar los equipos que realizan diferentes tareas, con el fin de hacer que estos funcionen de forma coordinada. Para esto, debe tener buena comprensión de cada área, desde la comercialización hasta la producción, y entender las peculiaridades de cada proceso.

Evite etiquetar las etapas como más o menos importantes, procure visitar con frecuencia cada uno de los sectores y mantenerse al tanto de las dificultades y avances. Estimule el contacto entre equipos siempre que sea posible.

Proactividad

Un líder proactivo está siempre anticipándose a los problemas, procurando soluciones y formas innovadoras de evitar que ocurran nuevamente. La proactividad es una de las características más preciosas de un equipo, y necesita ser cultivada por el líder.

Estimule esa cualidad en las personas dando el ejemplo, estando siempre abierto a sugerencias y valorando lo diferente. No tenga miedo de equivocarse y retroceder, pues el miedo hace que las ideas (que podrían haber sido excelentes) dejen de ser puestas en práctica.

Delegar

Por último, un gerente de negocios necesita saber qué delegar y a quién delegar. De nada sirve tener todas las características esenciales de un líder si usted no las utiliza para liderar y termina haciendo todo por sí mismo. El cúmulo de funciones reduce el desempeño personal del gerente y centraliza el equipo de trabajo en una única figura. Si usted se siente sobrecargado, tal vez no está delegando lo suficiente.

Conozca las habilidades de las personas a su alrededor y haga seguimiento de su evolución, a fin de determinar quién realizará bien cada tarea. Así, al mismo tiempo en que podrá delegar las actividades con conocimiento de causa, también construirá una mayor confianza en el trabajo de sus empleados y podrá enfocarse en otros asuntos.

Con esas cualidades en su currículum, llevará el rumbo correcto para el éxito.

¿Conoce los desafíos de la reducción de costos? Haga clic aquí y descargue el e-book “Los 7 mayores desafíos para una reducción eficiente de los costos“.