Mantener las cuentas de una gran empresa al día no es una tarea sencilla, es necesaria mucha atención a todo momento para no cometer errores, como olvidar pagar una cuenta importante, suministrar información equivocada, error en el precio de productos o servicios, etc.

 

Cualquier equivocación puede acarrear daños a los negocios y serios problemas a la organización.

Pensando en ello, escribimos este artículo, para mostrarle los 5 pasos para mantener las cuentas de su empresa al día. ¡Continúe leyendo y tome notas!

1. Cree una planificación financiera

La planificación es la base de cualquier negocio, analice sus números actuales, verifique lo que necesita mejorar, substituir o eximir.

Una vez realizado esto, es hora de examinar hacia donde debe direccionarse el dinero. Con una planificación eficiente, usted conseguirá averiguar lo que está causando daños, posibilitando así la creación de una estrategia eficaz para solucionar el problema.

Sin una planificación, usted no logrará identificar estos puntos y colocará en riesgo la salud financiera del negocio.

2. Evite acumular deudas y mantenga las cuentas al día

Acumular deudas es el primer paso para el fracaso y puede arruinar cualquier negocio, por esto, evítelo.

Evalúe la situación del flujo de caja de la empresa y no adquiera más deudas de las que ya tiene.

Es desconocer cómo está el flujo de caja del negocio, que muchas inversiones se realizan de forma errada y, lo que debería haber traído ganancias, sólo causa daños.

Esto hará que la empresa deba recurrir a préstamos bancarios para saldar sus deudas.

3. Mantenga sus impuestos al día

Sabemos que el gobierno puede llegar con una solicitud de ejecución fiscal contra la empresa, si ella dejar de cumplir con sus compromisos fiscales.

Y este es un problema muy serio, pues puede acarrear serios daños, tales como:

·         embargo de bienes;

·         bloqueo de dinero en cuentas bancarias a nombre de la empresa, del propietario y/o sus socios;

·         dificultades para realizar nuevas inversiones o préstamos;

·         con un proceso de ejecución fiscal, por lo general la empresa queda imposibilitada de participar en cualquier tipo de licitación;

·         gastos en abogados y costos procesales.

Atención: cualquier consecuencia antes mencionada puede poner en jaque el futuro de la empresa.

4. Haga una reducción de costos eficiente

Para reducir los costos de su empresa es necesario que todo el equipo sea consciente, pues es importante que todos participen, además existen algunos gastos que necesitan negociación para ser reducidos, tales como:

·         los paquetes por servicio de internet;

·         los paquetes por servicio telefónico;

·         los descuentos a proveedores;

Otros ahorros pueden realizarse con la ayuda de todo el equipo, como:

·         gastos de impresiones diversas;

·         derroche en vasos desechables;

·         optimización de stock – para evitar materia prima estancada;

·         gastos en materiales de oficina, etc.

5. Use la tecnología a su favor

Las grandes empresas no pueden depender de las hojas de cálculo Excel o de softwares complicados y con poca funcionalidad.

Usar la tecnología a su favor es adquirir un software de calidad, que logre ayudar en la gestión estratégica de costos, rentabilidad y desempeño del negocio.

Solamente así, logrará realizar su trabajo con confianza, sabiendo que los datos proporcionados son exactos, pudiendo crear estrategias ideales para solucionar los problemas reales de la empresa.

Siguiendo estos pasos conseguirá mantener las cuentas al día y, consecuentemente, ayudará a su empresa a crecer y destacarse de la competencia, todo esto en virtud de una excelente gestión financiera.