Blog

El mejor contenido en costos y rentabilidad.

Método ágil: entienda qué es y cómo aplicarlo en su empresa

Método ágil: entienda qué es y cómo aplicarlo en su empresa

Para que la empresa siempre ofrezca el mejor producto o servicio, es fundamental que sus gerentes mantengan los procesos internos bien organizados. Esta misión es mucho más simple cuando se utiliza un software de gestión. Sin embargo, es importante conocer otras técnicas que pueden ser útiles, como el método ágil.

Existen varias metodologías que se pueden utilizar para mejorar los procesos de una empresa. Pero antes de explicarlos, es necesario comprender qué significa un método ágil. Con eso en mente, hicimos esta publicación. ¡En él, comprenda qué es este concepto y cómo se puede aplicar en su negocio!

¿Qué es el método ágil?

Este término surgió en los Estados Unidos en 2001 como una iniciativa de 17 desarrolladores para organizar los procesos de creación de software en cuatro principios:

  • individuos e interacciones por encima de procesos y herramientas;
  • un software de trabajo por encima de la documentación completa;
  • colaboración con el consumidor / cliente sobre la negociación del contrato;
  • respondiendo a transformaciones / cambios en lugar de seguir un plan.

En pocas palabras, podemos entender que el método ágil prioriza el resultado, mucho más que las teorías que subyacen en el proceso. Se puede utilizar para ayudar, por ejemplo, a aquellas empresas que podrían ganar eficiencia modernizando sus actividades, pero evitar cambios por temor a que algo salga mal.

¿Cómo aplicarlo en su empresa?

El primer paso es modernizar la gestión de datos mediante el uso de software de gestión. De esa forma, la empresa tiene acceso a información más confiable, capaz de generar informes precisos para la toma de decisiones.

Entonces, es necesario elegir una metodología entre las muchas que existen. Aprendamos sobre algunos de esos.

Método Scrum

Es una metodología ampliamente utilizada en el mercado de software. En este sistema, se prioriza la visibilidad de las tareas para que todos los miembros del equipo puedan entender lo que se está haciendo. Además, es posible organizar actividades de acuerdo con lo que hay que hacer, lo que se está haciendo y lo que ya se ha completado.

Este método tiene un paso muy curioso, llamado “cuadro de tiempo”. En él, se establece un período para que el equipo haga algo que tenga valor para el cliente. Se trata de pensar directamente sobre las necesidades del consumidor final.

Método Kanban

Mejor conocido entre los gerentes, la metodología Kanban también se puede utilizar en el método ágil. En él, para que un paso avance, se debe haber completado otro. Esta técnica ha revolucionado las fábricas de automóviles, y actualmente está siendo aplicado incluso por particulares.

La evolución continua de las actividades, monitoreadas e informadas a los miembros del equipo, es lo que establece el tiempo para hacer las cosas. Por ejemplo, el equipo de ventas no se pone en contacto con el cliente hasta que el equipo de marketing entrega los leads.

Como hemos visto, el método ágil puede centrarse tanto en la resolución interna de problemas como en la necesidad de innovación. En ambos casos, es importante que la empresa tenga control sobre sus datos, ya que estos lo guiarán en la elección de los métodos correctos.

Si le gustó este texto y desea ampliar su conocimiento relacionado con el tema, ¡aproveche la oportunidad de leer nuestro artículo sobre gestión del desempeño corporativo!