Lograr bajos costos en las organizaciones, es una gran ventaja para los negocios. Sin embargo, frente a un mercado volátil y competitivo, corresponde a los emprendedores encontrar las mejores estrategias para reducir los costos y optimizar los procesos de gestión empresarial.

Controlar los costos se ha convertido en una prioridad tan importante como la mejora de los ingresos de la empresa. Por este motivo, realizar una evaluación interna de los gastos y entender el funcionamiento de los procesos, es el mejor camino para identificar los gastos innecesarios y montar un programa eficaz que ofrezca beneficios que sean sustentables para el propio negocio. La reducción de costos deriva en una mayor flexibilidad para aprovechar las oportunidades de mercado. Por lo tanto, es esencial invertir y aprovechar las ventajas de esta iniciativa. Sin embargo, reconocemos que reducir costos sigue siendo un gran reto, por lo que se han seleccionado algunos consejos para ayudar en este desafío. ¡Compruébelo!

1. Mida los gastos

Antes de hacer un plan de acción para reducir los costos es necesario realizar una evaluación de los gastos de su empresa. Una vez que se obtienen los datos, inicie un análisis detallado desde los más importantes (o que son más representativos) hasta los gastos menos relevantes. Este análisis permitirá identificar muchos costos “escondidos” y que ciertamente están impactando en los resultados de su organización.

Conocer cada gasto es esencial para identificar las posibles soluciones. Por otra parte, con esta acción, será posible medir los principales gastos y los que son innecesarios, es decir los que no aportan valor a la empresa. Recuerde que es imposible administrar lo que no se puede medir.

2. Haga un análisis a largo, mediano y corto plazo

Para hacer un control asertivo sobre los gastos y lograr reducirlos, es importante visualizar las reducciones a través de análisis de largo, mediano y corto plazo. Para eso, evalúe alternativas de reducción de costos dentro de un período de tiempo mayor, de esta forma, su empresa no corre el riesgo de basarse sólo en resultados de corto plazo, los cuales no tendrán sustentación por mucho tiempo. Investigaciones realizadas por McKinsey demostraron que solamente el 10% de los proyectos de reducción de costos tuvieron éxito, luego de 3 años desde su implantación.

3. Mejore la gestión de procesos

Evaluar sólo los centros de costos o cuentas contables no es suficiente para identificar los cuellos de botella o problemas en los procesos de su empresa. Por ese motivo al pensar en procesos muchas nuevas oportunidades serán reveladas como retrabajos, duplicaciones o procesos y actividades llevadas a cabo con un bajo valor agregado para la empresa y sus clientes.

4. Renegocie o replantee contratos

Llegar a un acuerdo con los acreedores puede ser una alternativa viable para lograr controlar los costos. Por lo tanto, llegue a acuerdos con los proveedores y negocie las comisiones bancarias, ya que, con la reducción de intereses, los pagos podrán efectuarse sin mayores consecuencias financieras.

Además, replantear los contratos y llevar a cabo estudios de mercado para comprobar los niveles de competencia, es una estrategia que puede ofrecer grandes oportunidades de ahorro para los negocios.

5. Automatice su gestión de costos

Los ERP’s son soluciones que permiten la integración de datos de toda la empresa, pero que no ofrecen subsidios para la administración eficiente de los costos, especialmente cuando se quiere comprender el impacto de los costos indirectos sobre los diversos productos y servicios. Tampoco permiten modelar, de manera sencilla y flexible para poder efectuar análisis de rentabilidad para los clientes, canales o regiones – algo fundamental hoy en día.

Teniendo en cuenta esta necesidad, empresas como MyABCM ofrecen herramientas avanzadas para la gestión de costos, rentabilidad y performance, a través de softwares desarrollados específicamente para este propósito. Presente, desde hace más de veinte años en el mercado, MyABCM, ya está disponible, apoyando a las empresas en más de 40 países – además de estar totalmente integrado con cualquier ERP u otros sistemas de la empresa.

Reducir costos dentro de una empresa es la mejor decisión, principalmente frente a un mercado volátil y selectivo.