Hay muchas maneras de mirar el mundo, por eso es natural que el mismo fenómeno sea estudiado por varios campos de investigación. Es por eso que es interesante saber qué son capex y opex.

Incluso esos términos relacionados con la contabilidad ilustran perfectamente asuntos importantes en términos del mundo de los negocios, como la innovación, la eficiencia y la planificación.

¿Le gustaría saber qué son capex y opex, y cómo pueden ayudar a cambiar los procesos de su empresa? ¡Entonces siga leyendo este artículo!

Entendiendo lo que son el capex y el opex

CAPEX es la abreviatura en inglés para el término Gastos de Capital, que indica la cantidad de dinero gastada en la compra de bienes de capital de una empresa determinada.

OPEX, por otro lado, es la abreviatura en inglés de Gasto Operacional que indica el capital utilizado para mantener o mejorar los activos físicos de una compañía determinada, como préstamos, propiedades y construcciones.

Para dar un ejemplo simple: Si su empresa compra una edificación para que sirva como sede administrativa se considerará un gasto de capital. Todo el mantenimiento necesario para mantener esta inversión en funcionamiento se considera operativo.

Durante muchos años, las compañías optaron por concentrarse en el gasto de capital, porque así pueden expandir sus propiedades, sin embargo, esto no ofrece una buena liquidez.

En términos de la relación empresa-cliente, la pregunta “¿qué son capex y opex?” también tiene sentido, y con buena razón ya que esto ha revolucionado la forma en que consumimos muchos productos y servicios.

Ejemplos Prácticos

Aquí hay dos ejemplos que ilustran bien esta situación: Uber y Spotify. El primero no tuvo que comprar automóviles (capex) para aumentar su valor de mercado. Uber subcontrató esta necesidad en asociación con sus conductores, liberándolos de ciertos gastos de los trabajadores. Esto no ha lastimado a la compañía. De hecho, hoy Uber tiene un valor de mercado mayor que muchos fabricantes de automóviles.

Lo mismo es cierto para Spotify. Hubo un tiempo en que los consumidores de música invirtieron en poseer este medio en forma física (capex) para poder venderlo luego. Los registros de hecho se pueden vender a precios altos el día de hoy.

Sin embargo, la gran necesidad de la gente es escuchar álbumes de música de calidad de manera móvil a un buen precio. Los servicios de suscripción digital, como Spotify, han resuelto este problema y han hecho que sea más difícil piratear música.

Aplicando este concepto

Como hemos visto en este artículo, entender el capex y el opex ayuda a que la empresa piense acerca de su modelo de negocio y reexamine sus inversiones. Sin embargo, durante estos tiempos de recesión económica, invertir en opex es una solución más segura para conservar los recursos financieros y mejorar la productividad.

Una alternativa es establecer alianzas con compañías especializadas, y de esta manera, su empresa puede evitar gastar una gran cantidad de dinero en capacitar a sus empleados y comprar equipos para realizar una tarea.

El análisis y monitoreo de datos es un ejemplo de esto. Actualmente este tipo de estrategia es fundamental, pero su aplicación puede ser costosa. Es por eso que la solución más simple es subcontratar esta tarea a una empresa especializada. De esta forma, los costos de implementación de su empresa disminuirán y su productividad mejorará.

Ahora que comprende qué son capex y opex, reevalúe el modelo comercial de su compañía y externalice aquellas cosas que puedan delegarse a otras compañías (que no son estratégicas). Si ha disfrutado este artículo, subscríbase a nuestro boletín para recibir contenido exclusivo y gratuito por correo electrónico.